Testimonio

Hace 17 años fui sujeto a una cirugstock-footage-meditation-in-sunsetía de columna lumbar derivada de dos hernias de disco en L4-L5 y L5-S1. Desafortunadamente, los resultados de dicha cirugía no fueron los esperados ya que a pesar del procedimiento continué con dolores en la zona baja y alta de la espalda, así como constantes contracturas para las cuales tenía que utilizar todo tipo de analgésicos y anti-inflamatorios.

Con el paso del tiempo me acostumbre y pude llevar una vida relativamente normal, hasta que en diciembre del año pasado me fui a dormir relativamente bien y al despertar me fue imposibles ponerme de pie por el intenso dolor el la zona lumbar que tenía. Después de muchos estudios y doctores, la conclusión fue que el remanente de disco que había quedado de mi cirugía anterior estaba pinchando nuevamente los nervios de L5-S1, para lo cual me sugerían una “pequeña cirugía” para liberar los nervios.

Mi esposa, en la búsqueda de alternativas, me sugirió tomar clases de Yoga, a lo cual en un principio me opuse; sin embargo, era tan intenso y paralizante el dolor que finalmente acepte su sugerencia. Tengo que aceptar que el yoga – alineamiento restaurativo con Alosja, enfocada en la re alineación restaurativa de mi columna, es lo único que me ha ayudado a empezar a llevar nuevamente una vida normal. Ninguna medicina tomada o inyección me ha quitado las contracturas y el dolor como lo ha hecho el Yoga. Ahora bien, algo que también me ha enseñado el Yoga es la paciencia, ya que se necesita tiempo, esfuerzo y continuidad para lograr buenos resultados. En conclusión, el haber encontrado esta solución alternativa es lo mejor que me ha pasado para mis problemas de columna.

Edgardo Aguilar, Oax. 2013